Aerotermia passivhaus: cómo funciona

La tecnología de la aerotermia consiste en utilizar la energía del aire a nivel doméstico para enfriar o calentar el aire, pero también para producir agua caliente sanitaria en la vivienda. La aerotermia es esencial en las viviendas Passivhaus porque se trata de una fuente de energía limpia, muy eficiente, renovable y no contaminante que ayuda a conseguir un hogar de bajo consumo.

aerotermia

¿Cómo funciona? ¿Qué beneficios aporta?

La aerotermia funciona de forma similar a una bomba de calor o a un aire acondicionado. Se aspira el aire del exterior y se recupera la energía presente en el aire para el uso doméstico. En función de la época del año en la que te encuentres, la aerotermia puede proporcionar a tu hogar aire frío o aire caliente a partir del aire exterior.

Las máquinas de aerotermia son capaces de extraer energía del aire incluso cuando esté por debajo de los 0ºC. Por tanto, la aerotermia permite disfrutar de un hogar climatizado en cualquier estación o época del año de forma eficiente y utilizando una fuente de energía renovable como el aire.

¿Qué beneficios aporta la aerotermia?

Dentro de una vivienda que siga el concepto deArquitectura bioclimática, la aerotermia aporta interesantes beneficios como un coeficiente de rendimiento (COP) muy elevado. Es decir, por cada kWh que consume el sistema para su propio funcionamiento es capaz de generar 4 kWh para el consumo doméstico.

Otro beneficio muy importante para las familias es que la aerotermia permite ahorros en la factura de la luz de hasta un 70 %, pues la mayor parte de la energía del hogar se generará con el aire exterior. No podemos olvidar su funcionamiento silencioso, ideal para quienes buscan una instalación que pase desapercibida.

Los costes de mantenimiento de la aerotermia son mínimos y la inversión que se realiza en su instalación se recupera rápidamente. También hay que destacar que las emisiones de gases contaminantes como el CO2 son mucho menores a las de otros equipos de generación de energía, algo ideal para reducir la huella de carbono de una vivienda familiar.

La aerotermia también presenta una elevada eficiencia energética, tanto en épocas frías como en épocas cálidas. Es un sistema que permite su instalación en todo tipo de áreas geográficas y, además, la legislación europea lo considera como un sistema de energía renovable, con las ventajas que ello supone.

 

Qué tipos de aerotermia se instalan en las viviendas

A la hora de instalar la aerotermia en un hogar es importante conocer los diferentes tipos de instalaciones que existen en el mercado y que cualquier consumidor o familiar puede elegir en función de sus propias necesidades o preferencias. Los tipos de aerotermia más comunes en el mercado son los siguientes:

Aerotermia mediante suelo radiante o refrescante

Una de las modalidades de aerotermia es la de la instalación de suelo radiante o refrescante. Es un sistema que funciona por inercia térmica y que necesita de unos días hasta conseguir que la vivienda consiga la temperatura adecuada. No hay que apagar el sistema, sino programarlo de forma correcta a los grados que desees conseguir en el hogar y así disfrutar de una temperatura confortable y estable.

Con el suelo refrescante puedes mantener tu vivienda fresca durante el verano con una temperatura máxima de 25 grados, lo que te permite dormir en pleno agosto con edredón si lo deseas. Y en el invierno, el hogar será el lugar más confortable gracias a una temperatura cálida que te permite estar en casa sin ropa de abrigo y sin percibir el frío del exterior

Aerotermia mediante bomba de calor o frío

La aerotermia mediante bomba de calor o frío es una técnica muy extendida. Este sistema incluye una bomba de calor o frío que cuenta con una unidad exterior y una unidad interior dentro de la propia vivienda. Son máquinas que se encuentran conectadas entre sí a través de circuitos frigoríficos a través de los cuales se transfiere el aire caliente o el aire frío.

Se puede climatizar la vivienda en función de las necesidades de cada usuario y resulta muy interesante respecto a otras opciones porque necesita muy poco tiempo para que el hogar alcance la temperatura deseada. El proceso de climatización se consigue de forma muy rápida, ideal para días muy cálidos o muy fríos.

Principales puntos a favor de la aerotermia

Entre los puntos a favor para elegir la aerotermia como fuente de energía para el hogar podemos destacar los siguientes:

  • Eficiencia: la aerotermia es un sistema muy eficiente porque obtienes más de lo que pagas al extraer una energía ilimitada como es el contenido del aire.
  • Instalación: la aerotermia se instala de forma rápida y sencilla en cualquier hogar, además de un mantenimiento también sencillo. Esto permite abaratar los costes y se contribuye a disfrutar de un mayor ahorro económico en el hogar.
  • Energía más limpia: la aerotermia utiliza una mínima cantidad de energía eléctrica para funcionar y produce mucho más de lo que consume. Además, es una energía más limpia que otras como la biomasa o el gas que también se utilizan de forma habitual para climatizar hogares.
  • Más ahorro de energía: la mayor parte de la energía en la aerotermia se obtiene del ambiente, así que el ahorro de energía es muy importante y se estima hasta en un 70 %.
  • Polivalencia: la energía de la aerotermia es muy versátil y polivalente y se puede utilizar para diferentes objetivos, como enfriar o calentar espacios, pero también para producir agua caliente en el hogar.
  • Calentar agua de piscinas: existen equipos de aerotermia que están diseñados para calentar el agua de piscinas y así alargar la temporada de baño durante más meses del año, alcanzando temperaturas del agua de hasta 28ºC.

Como se puede apreciar, la aerotermia juega un papel clave en el concepto Passivhaus de crear hogares eficientes energéticamente utilizando fuentes de energía renovable. Una fuente de energía limpia, versátil y eficiente que está conquistando a millones de hogares de todo el mundo y desplazando a otras fuentes de energía tradicionales como el gas.