Constructores de casas pasivas en Galicia

Los constructores de casas pasivas en Galicia sabemos que la demanda de este tipo de construcciones se ha incrementado en los últimos años, y seguirá haciéndolo de cara al futuro. Porque la ciudadanía cada vez es más consciente de la importancia de cuidar el medio ambiente y los recursos que son escasos.

Por otro lado, el incremento constante del precio de los suministros básicos como la luz o el gas también ha dado lugar a un aumento del interés en viviendas que sean más eficientes desde el punto de vista energético.

¿Qué son y cómo funcionan las casas pasivas?

Todas las viviendas necesitan consumir electricidad y requieren de climatización. Esto hace que su factura energética suela ser bastante alta. Lo que no se había tenido en cuenta hasta ahora es que esa alta demanda de recursos se debe en gran medida a que la construcción del inmueble no ha sido todo lo eficiente que debería.

Por ejemplo, si una casa ubicada en una zona con inviernos muy duros tiene una orientación norte, tendrá una demanda de climatización mucho mayor que si estuviera orientada hacia el sur, ya que en este caso recibiría más hora de luz cada día.

Por mucho que cada ciudadano ponga de su parte para ahorrar y cuidar el medio ambiente, esos esfuerzos no son del todo útiles si luego la mayoría de la población vive en casas que no son nada eficientes.

Frente a este problema surgen las casas pasivas. Se trata de una edificación que busca ser lo más eficiente posible desde el punto de vista energético. En comparación con un inmueble “normal”, una casa pasiva puede consumir hasta un 90 % menos de energía. Y ello sin que sus habitantes tengan que renunciar en ningún momento al confort.

Para que esto sea posible, la casa debe estar ubicada y diseñada de tal forma que reciba el sol directo durante el invierno y sombra en verano. Además, deberá contar con diferentes entradas de aire limpio y sistemas de extracción que se encarguen de llevar hacia el exterior el aire que ya está viciado.

Constructores de casas pasivas en Galicia

Estándares que deben cumplir las viviendas pasivas

Al hablar de estas casas eficientes hay que prestar especial atención al estándar Passivhaus, que fue desarrollado en Alemania en los años 90 del siglo pasado, y que hoy en día sigue de plena actualidad. Es este el que nos dice qué requisitos debe cumplir una edificación para que podamos considerar que estamos ante una vivienda pasiva. Para ello debe cumplir con cinco principios básicos.

Aislamiento térmico

La edificación debe contar con un buen aislamiento que garantice una temperatura óptima tanto durante el verano como en invierno. Dado que no en todas las regiones hay el mismo clima, habrá que adaptar el espesor del aislamiento en función de las temperaturas medias.

Lo que se busca es que los habitantes de ese inmueble tengan que recurrir lo menos posible a los aparatos de climatización. Que el edificio por sí solo pueda tener una temperatura que resulte agradable y confortable.

Huecos de altas prestaciones

Los huecos (puertas y ventanas) son puntos de fuga por los que suele escaparse el calor de la vivienda y entrar el frío. En las casas pasivas se presta especial atención a la ubicación de las puertas y las ventanas para que la fuga de temperatura sea la menor posible.

Se suele escoger para ellas carpintería de baja transmitancia térmica y vidrios bajo-emisivos. Si es necesario, se usa un sistema de triple acristalamiento.

Puentes térmicos

Es habitual que en los edificios existan zonas que dan lugar a una pérdida térmica. Los puentes térmicos no son otra cosa que puntos débiles dentro de la estructura que afectan negativamente al aislamiento de la misma.

El estándar Passivhaus apuesta por construcciones libres de puentes térmicos. Para ello se evita interrumpir la capa de aislamiento térmico. En caso de que esta deba interrumpirse, por ejemplo, para instalar una ventana, lo que se hace es aplicar materiales de mayor resistencia térmica y prestar especial atención a las juntas entre los elementos constructivos.

Hermeticidad del aire

Otra de las claves para conseguir la eficiencia energética en un edificio es que este sea lo más hermético posible, porque así se evita la circulación de corrientes de aire que generan pérdidas térmicas.

Con este estándar lo que se busca es que todos los cerramientos de la vivienda sean lo más estancos posible.

Ventilación mecánica con recuperación del calor

Ventilar la casa es necesario para favorecer la entrada de aire limpio y la salida del aire viciado, pero también supone una pérdida de confort térmico. Lo que busca el sistema de VMC es que este proceso se lleve a cabo sin necesidad de abrir las ventanas.

El aire que entra en la vivienda se climatiza con el mismo aire que sale de la misma a través de los conductos diseñados para ello. Esto permite recuperar entre un 80 % y un 90 % de la energía.

Elige tu constructor de casas pasivas

La clave para obtener el mejor resultado posible cuando se busca una vivienda pasiva es acertar con la empresa a la que se confía su construcción.

En Ökohaus,nuestras casas son eficientes y sostenibles. Cumplimos paso por paso con el estándar Passivhaus, y vamos un poco más allá. Porque son una versión todavía más saludable y eficiente.

En ellas no hace falta contar con sistema de calefacción ni de refrigeración al estilo convencional, puesto que han sido diseñadas para aprovechar al máximo la energía solar, pero también la energía que emiten los aparatos domésticos conectados a la red eléctrica, e incluso las personas que allí habitan. El resultado es que la demanda de climatización se reduce hasta un 90 % con respecto a las viviendas construidas al estilo tradicional.

Además, nuestras viviendas están construidas con materiales ecológicos, que son naturales y están libres de productos tóxicos.

Como constructores de casas pasivas en Galicia, miramos hacia el futuro y soñamos con que, no tardando mucho, todas las viviendas sean como las nuestras. Respetuosas con el medio ambiente y con la salud de quienes deben habitar en ellas.