Rehabilitación Passivhaus

La rehabilitación Passivhaus se ha convertido en una herramienta con la que convertir edificios ineficientes en edificios altamente eficientes en el consumo de energía, aportando a su vez un gran confort a los ocupantes. El Passivhaus Institute es el organismo independiente encargado de conceder los certificados a las viviendas que siguen el estándar establecido. Vamos a ver en qué consiste y cuáles son sus criterios.

Rehabilitación arquitectónica bajo el Estándar Passivhaus

Llevar a cabo una rehabilitación arquitectónica bajo el estándar Passivhaus no es muy diferente de una rehabilitación tradicional. El uso de materiales y soluciones arquitectónicas puede ser muy similar, pero existe una diferencia muy importante en la búsqueda de la hermeticidad completa en la envolvente de la vivienda o edificio, ya que el objetivo es conseguir un mayor ahorro energético.

La certificación Passivhaus hace que la rehabilitación de una vivienda o edificio sea algo más compleja, pues hay que tener un mayor control sobre el proyecto y su ejecución, así como de los materiales, para hacer cálculos aproximados sobre el comportamiento energético que cabe esperar de la vivienda. Para ello existen herramientas para analizar en qué estado se encuentra el edificio y qué hipótesis cabe esperar de la rehabilitación.

La rehabilitación arquitectónica de edificios, especialmente los que se encuentran en cascos históricos, no es sencilla. Actuar sobre la envolvente en edificios históricos requiere de un trabajo cuidadoso tanto en las fachadas como en la cubierta para evaluar con detenimiento y sin causar daños los puentes térmicos del edificio.

Criterios de certificación

Para conseguir una certificación Passivhaus hay que cumplir con una serie de criterios de certificación establecidos por el Passivhaus Institute sin los cuales es imposible certificar que el inmueble ha mejorado su confort térmico tras la rehabilitación. Como Constructores de casas pasivas en Galicia conocemos a la perfección los criterios que debemos seguir en los proyectos de rehabilitación.

 

 

Definición del protocolo de actuación que se va a realizar

Existen dos protocolos de actuación dentro de los proyectos de rehabilitación que permiten la certificación de un edificio y son los siguientes:

  • Certificación en función de la demanda de calefacción, que debe ser inferior o igual a 25 kWh/m2a.
  • Certificación en función de los componentes del edificio, es decir, de los sistemas o productos utilizados, de los cuales se pueden extraer cálculos que confirmen que cumplen con los criterios Passivhaus.

Requisitos o condiciones que se deben cumplir

Existen algunos requisitos imprescindibles que los edificios deben cumplir si desean conseguir una certificación Passivhaus que acredite su eficiencia energética, como son los siguientes:

Envolvente del edificio

Hay que intentar detectar todos los puentes térmicos para minimizar al mínimo sus efectos sobre la vivienda. Hay que actuar en el aislamiento tanto en el interior como en el exterior, a pesar de que algunas fachadas pueden estar protegidas a nivel urbanístico. Un aislamiento exterior ft* U ≤ 0.15 W / (m2k) y un aislamiento interior ft* U ≤ 0.35 W / (m2k) son los requisitos exigidos por el PHI.

Ventilación del edificio

El Passivhaus Institute establece que la ventilación del edificio debe cumplir con la fórmula n ef RC ≥ 75 % con un consumo de electricidad que sea inferior o igual a 0.45 Wh/m2.

Demanda de energía primaria

La demanda de energía primaria es el consumo de energía de todas las instalaciones de la vivienda y debe ajustarse a la fórmula Qp ≤ 120 kWh / (m2a) + ((QH– 15 kWh / (m2a)) * 1.2

Estanqueidad del edificio

La estanqueidad garantiza que no existan infiltraciones de aire y existen unos valores límites dentro de los criterios Passivhaus, como son n50 ≤ 1.0h -1.

Puertas y carpintería exteriores

En las puertas exteriores la UD instalada ≤ 0.80 W / (m2k) y en los elementos de carpintería exteriores la UW instalada ≤ 0.85 W / (m2k).

Rehabilitación Passivhaus

¿Cuándo realizar una reforma Passivhaus?

Realizar una reforma Passivhaus debe ser el objetivo cuando se pretende mejorar la eficiencia energética y el confort que la vivienda aporta a sus propietarios. Si se reforma una vivienda, pero la eficiencia energética es mala, se escuchan ruidos del exterior o hay corrientes de aire, nadie apreciará el gasto realizado en la reforma o rehabilitación.

Por ello es tan importante realizar una reforma Passivhaus que no solo renueve la vivienda, sino que aporte un elevado grado de eficiencia energética y un aislamiento acústico y térmico respecto al exterior. Esto hace que la vivienda sea más interesante para cualquier posible inquilino o comprador.

Tipos de viviendas a reformar

El tipo de vivienda a reformar puede ser muy variable. Casas unifamiliares aisladas, bloques de viviendas o casas adosadas, las opciones son muy amplias. En las viviendas aisladas pueden realizarse actuaciones sobre la envolvente de la casa desde el exterior, así que pueden modificar su apariencia. En viviendas en bloque o adosadas, lo habitual es trabajar la envolvente desde el interior.

Planificación y control de obra

Para llevar a cabo una reforma Passivhaus es imprescindible tener un proyecto y una planificación detallada sobre el orden de ejecución de la rehabilitación que marca el estándar Passivhaus. La ejecución de la capa estanca es el proceso en el que la planificación es lo más importante para evitar una mala práctica que dañe el proceso. Esto permite tener un control sobre la obra y seguir paso a paso el proceso para garantizar que se cumplen todos los requisitos para conseguir la certificación Passivhaus.

¿Merece la pena una reforma Passivhaus?

La respuesta es que sí, ya que con una vivienda Passivhaus se empieza a ahorrar dinero desde el primer momento. Con los Materiales aislantes más usados en la construcción utilizados de forma inteligente podemos conseguir un ahorro de hasta 4300 euros en facturas de luz y gas al año, lo que hace que la inversión se amortice en poco tiempo.

La rehabilitación Passivhaus es la mejor decisión para transformar un edificio antiguo en un edificio moderno, altamente eficiente y aislado respecto al exterior, que aporta a los ocupantes un grado de confort mucho más elevado. Por ello, obtener la certificación Passivhaus se ha convertido en una prioridad para muchos propietarios que desean hacer más sostenibles sus inmuebles.